El Gran Ejercito Universitario

Empecemos por visualizar esos inmensos y lujosos palacios donde viven los desviados mandatarios y gobernantes, convertidos en universidades especializadas en los programas de formación para el tratamiento de las desviaciones del comportamiento y conducta humana.

Visualicemos a todas las universidades de cada país creando y exponiendo los nuevos modelos de constituciones políticas, nuevos modelos de control que reemplacen las leyes penales, y nuevos modelos de convivencia ciudadana posicionando la Cultura del Buen Trato como su principal filosofía etc. Visualicemos a las universidades postulándose como candidatos a los diversos cargos públicos, (presidencias, ministerios, senado, cámara, gobernaciones, alcaldías etc.), y visualicemos también a todos los ciudadanos del país mayores de edad, y en masa como nunca se haya visto, votando democráticamente por las universidades que mejores propuestas presenten.

Visualicemos a los grupos interdisciplinarios de las universidades ejerciendo todas las tareas de administración pública desde su ambiente preferido que es el interior de las mismas universidades, y con espacios neutrales, más ameno y agradables para el trabajo en equipo, y sin espacios para el ego falso. Visualicemos grandes delegaciones de docentes ingresando al senado en representación de todas las ciudades a exponer las propuestas de solución que todo el equipo humano de cada universidad (Rectores, decanos, docentes y estudiantes), hayan gestado como propuestas de solución.

Y que entre estas propuestas se presenten por ejemplo los presupuestos para cambiar el tradicional sistema de energía eléctrica a través del cableado, por un nuevo modelo de energía renovable, gratuita e ilimitada en cada país del mundo. Y presenten también nuevos modelos de educación libre y orientada primero que todo al descubrimiento y desarrollo de los potenciales innatos de cada ser etc.

Es lógico que la gran avalancha de contradictores que dejarán venir sus argumentos en contra de esta propuesta no se hará esperar, y que con el poder económico que poseen unido al sentimiento de temor, miedo y pánico que los gobierna, tendrán el deseo de agredir esta propuesta. Pero aquí van a encontrar un gran obstáculo, y es, recibir un poco de su propia medicina; la estrategia del silencio. Ese Silencio de los Valientes guerreros pacifistas que pondrán en práctica esta propuesta para liberar las masas, será el gran obstáculo que no podrán derribar, y que con seguridad los vencerá.


Amigos, es hora de decirle adiós al temor y al miedo para siempre, y asumir el coraje y la fuerza que necesitamos para vencer con esta Revolución Silenciosa, muy silenciosa, bastante silenciosa, extremadamente silenciosa.

En silencio correremos la voz entre todo el gremio universitario a nivel mundial. En silencio formaremos las extensas redes hasta quedar conectados los aproximados 198 países del mundo. En silencio desarrollaremos todas las propuestas de solución que la humanidad necesita para su absoluto y total bienestar. En silencio correremos la voz a todas las comunidades y poblaciones. En silencio recogeremos las firmas para inscribir el “Nuevo Modelo de Partido Político Universitario”. En silencio las universidades expondrán las propuestas más inteligentes, sensatas y aterrizadas al pueblo. En silencio acudiremos a las urnas y votaremos por esta nueva alternativa administrativa etc. Y unidos en el silencio, en total paz, armonía y calma, lograremos cambiar la historia, y rescatar el mundo que le pertenece a los niños.

Que maravillosa experiencia es el silencio. En el silencio nos conectamos con la fuente. En el silencio surgen las ideas más brillantes y transformadoras.

En el silencio nos encontramos con nosotros mismos. En el silencio podemos crear y manifestar lo que deseemos. En el silencio podemos armonizar.

En el silencio podemos trascender. En el silencio podemos evolucionar. Y en el silencio podemos encontrar el camino que nos conducirá hasta nuestra casa paterna.